Una de las cosas que más disgusta es quedarse si agua caliente en la ducha, cuando tienes un termo eléctrico o un calentador a butano es muy probable que esto ocurra.

Los métodos de producción del agua caliente sanitaria varían mucho, en función de la fuente calorífica y del sistema que se utilice, pudiendo ser, además, centralizado o individual para cada hogar.

Gas individual
Disfruta en tu hogar de agua caliente de una manera sencilla, segura e independiente.
Podrás disponer de agua caliente sin límites con una temperatura estable al momento.
Existe una amplia gama de sistemas para adaptarse a las necesidades de tu vivienda, solo tienes que elegir el aparato adecuado.

Gas Central
Tendrás agua caliente de la forma más cómoda y sencilla. Olvídate del mantenimiento, con una instalación de agua caliente centralizada reducirás notablemente los costes y aumentarás las condiciones de seguridad